• POLITIKUM

LAS MICRONACIONES O LOS PROBLEMAS DEL DERECHO INTERNACIONAL



Por Lorenzo Rosanía (MXP)


Actualmente existen más de 10 micronaciones o microestados en el mundo. Pero, ¿Qué son los microestados? Un estado está definido, según el derecho internacional, como una comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades. Como podemos observar, esta definición es extremadamente amplia, ya que se la puede aplicar a cualquier cosa: desde el alto mando del gobierno ruso hasta un grupo de personas en una habitación (sin hacer referencia a la cuarentena); lo que ha causado que muchas personas alrededor del mundo decidan crear sus propios estados independientes, es decir las famosas micronaciones.


Si se realiza un estudio minucioso de la conformación del planeta, se puede observar que existen un sinnúmero de micronaciones a lo largo del planeta. Podemos hablar de Sealand, tal vez una de las micronaciones más reales, puesto que es una ex plataforma militar construida fuera de la Zona Económica Exclusiva del Reino Unido. Esta plataforma fue creada durante la Segunda Guerra Mundial y abandonada poco después; Roy Bates, un proveedor de radio pirata, la invadió y conformó el Principado de Sealand. Este principado se encuentra fuera del territorio de cualquier aledaño y cuenta con su propio gobierno, su propia constitución, sus propias leyes y documentos de identidad, además es económicamente independiente. Por un tiempo, los ciudadanos de Sealand contaron con pasaporte propio de la nación y su gobierno sostuvo relaciones informales con “oficiales” de los gobiernos de Alemania y Reino Unido.


Otro caso de micronación es Liberland, un territorio no reclamado entre Serbia y Croacia, y fundado por Vít Jedlička, un activista checo. Liberland y Sealand son los únicos microestados que no se sobreponen con otro estados. No es el caso del Principado de Seborga, que pese a declararse independiente, es considerado como un Municipio de Italia; o la República de Molossia que aunque se declara independiente, comparte frontera con Estados Unidos. Tambien existen micronaciones fuera de lo común como el caso de Obsidia, literalmente una piedra, que cabe en la mano y a la cual sus fundadores llaman un anti-estado.


"Un estado está definido, según el derecho internacional, como una comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades"

Aunque estos “estados” (así entre comillas) no van más allá de nombres interesantes o banderas exóticas, casi todos se reconocen entre sí pero no cuentan con el reconocimiento de la comunidad internacional, por lo que oficialmente no pueden pertenecer a ningún organismo internacional, a excepción del Micro Con, una convención que los microestados realizan entre sí.


Entonces, ¿son los microestados una forma de revelarse contra el derecho internacional? O ¿son simplemente un pasatiempo de personas que encuentran en el derecho internacional una manera de diferenciarse en el mundo? Excluyendo a Sealand y Liberland las conocidas micronaciones son grupos conformados por personas que no cuentan con una estructura de estado y que por lo tanto nunca podrían formar parte del derecho internacional; lo que los transforma solamente en un sueño de asociación libre.


Tengan o no tengan influencia a nivel internacional, con su sola existencia, los microestados nos demuestran que el mundo y sus fronteras son mucho más complejos de lo que creemos, y que realmente debemos cuestionarnos qué tanto una persona puede figurar en el derecho internacional y el impacto que sus acciones pueden tener en marcar una diferencia en el mundo. Y tú, ¿quisieras convertirte en el fundador de la próxima micronación?

184 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo