• POLITIKUM

LA INFLUENCIA DE LA POLÍTICA SOBRE LOS MUNDIALES DE FÚTBOL


El comandante Jorge Rafael Videla durante el mundial de 1978 en Argentina.


Por José Antonio Ávila


“No podemos cambiar las leyes, no se puede cambiar la religión por 28 días de mundial”. Este fue el anuncio del Jefe de Seguridad del mundial, Abdulaziz Abdullah Al Ansari, refiriéndose a la comunidad LGBTIQ y advirtiendo que si existe una manifestación a favor de esta comunidad será censurada por temas políticos y su propia seguridad.


La política siempre va de la mano con el fútbol, hasta en lo más mínimo, y ahora que estamos cerca de una nueva cita mundialista, vale la pena repasar algunos casos que envolvieron la política y el fútbol en la historia de los mundiales. Comenzaremos con el mundial que tuvo lugar en Argentina durante la dictadura de Jorge Rafael Videla, para hablar después sobre el gol del siglo anotado por Diego Armando Maradona en el partido Inglaterra vs. Argentina en México ‘86; y por último, el caso más reciente, los derechos de la comunidad LGBTIQ en el mundial de Qatar 2022. Mi pregunta es: ¿Han sido los mundiales un mecanismo para la política?


El mundial que maquilló una dictadura: Argentina 1978

Argentina fue elegida la sede del mundial de 1978, puesto que en ese entonces, se lo consideraba como el estado más apto para la realización exitosa del certamen. Sin embargo, un golpe de estado en 1976, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, dio como resultado una de las más sangrientas dictaduras de América Latina, con un sinnúmero de víctimas civiles bajo el mando de Jorge Rafael Videla. De esta manera, con la finalidad de mantener su imagen política, Videla utilizó el torneo como propaganda gubernamental y como una cortina de humo para tapar los problemas políticos, de corrupción y sociales que afectaban al país sudamericano. Ese año Argentina se alzó como campeón del mundial, y aunque en el fútbol los marcadores son claros, se rumora que el gobierno influyó en los resultados a base de sobornos y amenazas a los dirigentes de la FIFA. Osvaldo Ardiles, ex-jugador de la selección argentina, en una entrevista varios años después, mencionó: "Duele saber que fuimos un elemento de distracción", ya que esa victoria silenció los problemas a los que se enfrentaba el país durante varios meses. No obstante, la gente no tardó en volver a protestar, y en Argentina se escucharon frases como esta: "Mientras se gritan los goles, se apagan los gritos de los torturados y de los asesinados" que la dijo Estela del Carlotto, Presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo, durante las protestas por la desaparición de sus hijos.


Argentina vs. Inglaterra, 1986

Corría el año 1986 y en México se celebraba la cita mundialista. Cuatro años antes, en 1982, el mundo había presenciado el conflicto bélico entre Argentina e Inglaterra por las Islas Malvinas, el mismo que finalmente se resolvió con la firma del Acuerdo de Madrid. Durante el mundial de México, el 22 de junio de 1986, Argentina e Inglaterra se volvían a enfrentar, pero esta vez en las canchas, en donde se disputaba un paso a la final de la Copa del Mundo. El partido, como no pudo ser de otra manera, dio lugar a la polémica y, como siempre en estos torneos, hubo opiniones divididas. Aficionados y periodistas tildaban al partido como una “revancha” al conflicto de 1982 y aunque el Director Técnico de la selección argentina exclamó que en el mundial “no se habla de guerra”, todos quienes presenciaron esa cita del cotejo sabían que el conflicto iba a influir, de alguna manera, en el partido. Y así fue. El partido inició con incidentes de aficionados de ambos países en los graderíos, pero sobre todo lo que causó mayor impacto fue el mensaje que Diego Armando Maradona soltó al terminar de cantar el himno nacional: “Vamos eh, vamos que estos h*** de p*** nos mataron a nuestros pibes, nuestros amigos, vecinos, ¡no podemos perder!'”. El mismo partido, con resultado a favor de Argentina 2-1 contra Inglaterra, fue el escenario de dos hitos históricos: la “Mano de Dios” y el “Gol del Siglo”, ambos con el sello de Maradona. El primero fue denominado así tras un gol con la mano y el segundo se le denomina “Gol del Siglo” por la manera en la que Maradona eludió a todos los rivales desde media cancha para finalmente marcar uno de los mejores goles de la historia del fútbol.


“No podemos cambiar las leyes, no se puede cambiar la religión por 28 días de mundial”.

Los derechos LGBTIQ en el primer mundial en el mundo árabe

La aceptación, protección y avance de los derechos de personas pertenecientes a grupos LGBTIQ es un tema que en los últimos años ha tomado fuerza en las sociedades de todo el mundo. La situación ha cambiado a través de las décadas, los clubes y selecciones han demostrado su apoyo a toda esta comunidad, por lo que el mundial en Qatar era el perfecto escenario para concientizar sobre estos avances y problematizar la discriminación a nivel global. Sin embargo, el gobierno de Qatar sacó recientemente un comunicado en el que dice que se tolerará y se garantizará la seguridad de los seguidores LGBTIQ, pero pide que no exista ningún tipo de afecto ya que “la homosexualidad está prohibida para todos” y que “es mal vista” para finalmente concluir con una petición formal de respeto sus creencias. No obstante, los colectivos LGBTIQ han alzado su voz en contra de la realización del mundial en Qatar y solicitando un cambio de sede mundialista, pero no han tenido ninguna respuesta formal de la FIFA, quien lo único que hace es actuar como si nada sucede y continuar con la preparación del próximo campeonato de futbol. Es incierto cómo será el trato al colectivo LGBTIQ durante el mundial, incluso a jugadores y cuerpo técnico que pertenezcan al colectivo, lo que si queda claro es que los intereses económicos y políticos influyen mucho más en la toma de decisiones de la FIFA que las garantías sociales en relación con ideologías sociales o en este caso la identidad de género.


¿Por la plata rueda la pelota?

El fútbol es un deporte conocido a nivel mundial, donde se manejan grandes cantidades de dinero; es por eso por lo que existen grandes intereses políticos hacia este deporte. En estos los tres casos que hemos mencionado anteriormente se evidencia que mucha de la historia del fútbol ha sido marcada por situaciones políticas, que si bien no tienen nada que ver con el deporte han quedado en evidencia para toda la población mundial. Con el paso del tiempo, el fútbol se ha convertido en un títere para los gobiernos y es utilizado como una plataforma propagandística para distintos líderes mundiales, desde patrocinar indirectamente una dictadura, hasta convertirse en una plataforma para los derechos de la sociedad LGBTIQ.

114 visualizaciones0 comentarios